Escudo de Mejía

Escudo de Mejía en imágenes

Con el propósito de establecer un escudo de Armas de aquellos que los heraldistas llaman “parlantes”, o sea decir que interpretan fielmente el nombre y cualidades de quien lo lleva, se han observado para el proyecto adjunto todas las reglas de la ciencia Heroica o el Blasón.

El cantón Mejía, creado por Decreto de 23 de Julio de 1883 durante el Gobierno provisional del Dr. Luis Cordero, debe su nombre al ilustre quiteño don José Mejía Lequerica.

Sus características son: la amenidad y exuberancia de sus campos, ganadería sin rival en el Ecuador, sus magníficas aguas termales: Guitig, Tesalia, Mercedes, Calera, etc., y la presencia del cerro Rumiñahui.

El escudo se ha dividido horizontalmente en dos partes iguales, estando la superior, a su vez, dividida verticalmente en dos cuarteles.

Ciudad se representa en Heráldica por un castillo, por consiguiente se ha representado a su floreciente cabecera Cantonal, Machachi por un castillo tratado en oro (amarillo) en fondo verde, formando así, los colores del emblema cantonal. Sobre el castillo se han colocado siete estrellas de oro de cinco puntas dispuestas en arco que representan sus Parroquias Rurales: Alóag, Aloasí, Tambillo, Uyumbicho, Manuel Cornejo Astorga, El Chaupi y Cutuglagua.

En fondo amarillo una rueda dentada que simboliza la pujanza, progreso y vigor de sus industrias, forjando el engrandecimiento del lugar. Un pico y una pala cruzados que indican su desarrollo minero. Representa la alegoría toda, el amor por el trabajo y su ardor para intentar grandes y generosas empresas.

En fondo azul primaveral, se destaca el Rumiñahui, por llevar su nombre en honor del más bravo y valiente general de Atahualpa y porque se reclina sobre sus suaves estribaciones la ciudad de Machachi. Sobre sus dilatadas llanuras matizadas de verde esmeralda, un haz de mieses que representa a su rica y variada agricultura. Al costado opuesto, una figura de ganado vacuno, simboliza su magnífica ganadería. Al pie, una franja ondeada de azul y plata que, es como se representa el agua en Heráldica, en representación de su hidrografía, o mejor, a sus maravillosas aguas termales que han llegado a ser señuelo turístico y fuentes naturales de salud.

Significado de sus colores:
Oro o amarillo: simboliza nobleza, magnanimidad, riqueza, poder, luz, constancia, sabiduría.

Sinope o verde: esperanza, fe, amistad, respeto.

Azur o azul: justicia, celo, verdad, lealtad, caridad, hermosura.

Plata o blanco: insignia de pureza, integridad, obediencia firmeza, vigilancia, elocuencia.

Colores naturales: representados en las otras figuras

La descripción del escudo, en términos heráldicos, seria:
Cuartel diestro superior: de sinople, el castillo de oro, torreado de uno, representa su Cabecera. Surmontan al castillo siete estrellas también de oro que simbolizan las siete parroquias rurales que están bajo su jurisdicción.

Cuartel siniestro superior: de amarillo, una rueda dentada en dieciséis, con colores naturales, distintiva de su potencia industrial. Un pico y una pala cruzados, en colores naturales, indican su desarrollo minero.

Mitad inferior del escudo: de azur el fondo, el cerro Rumiñahui en sinople al diestro inferior, en colores naturales un haz de mieses que representa la agricultura. Siniestro inferior, de sable, un ejemplar de ganado vacuno que simboliza la ganadería. El todo sobre una franja ondeada de azur y plata, representa sus aguas termales y balnearios.
 

Te puede interesar

Anterior Siguiente

¡Suscríbete para recibir noticias sobre turismo y ofertas exclusivas!