Las Islas Galápagos, con sus diferentes altitudes, climas y condiciones geológicas, presentan una variedad de zonas ecológicas que dan lugar a una diversidad de flora impresionante.

Datos importantes de la Flora de Galápagos

  • Lo que hace a las Islas Galápagos verdaderamente excepcionales es su ecosistema único.
  • Las Islas Galápagos se dividen en diferentes zonas ecológicas que varían desde áreas costeras y playas, hasta zonas bajas y zonas altas en las islas volcánicas, cada una de estas zonas tiene características distintas y alberga diferentes tipos de flora adaptada a esas condiciones.
  • Aproximadamente el 80% de la flora de Galápagos es endémica, lo que la convierte en un tesoro botánico único.
  • La flora de Galápagos ha desarrollado adaptaciones únicas para sobrevivir en condiciones difíciles, estas adaptaciones permiten que las plantas sobrevivan en suelos volcánicos, condiciones de sequía y exposición a fuertes vientos.
  • Algunas especies, conocidas como plantas pioneras, son las primeras en establecerse en áreas volcánicas recientes y preparan el terreno para que otras especies se establezcan.
  • Las Islas Galápagos también enfrentan la amenaza de especies invasoras, como plantas introducidas por humanos que pueden desplazar a las especies nativas y afectar negativamente el ecosistema, la introducción de especies invasoras es una de las mayores preocupaciones de conservación en las islas.

Cactus de GalápagosFlora de las Islas Galápagos

La flora de las Islas Galápagos es muy diversa. Con alrededor de 500 especies de plantas vasculares, briófitas y algas, de las cuales más del 30% son endémicas, este archipiélago volcánico ofrece un viaje fascinante por un mundo vegetal único.

Diversidad de flora

  • Zonas áridas: Dominadas por cactáceas, como el icónico cactus candelabro (Thouarsii jasminocereus) que puede alcanzar hasta 7 metros de altura, o el cactus de lava (Brachycereus nesioticus), adaptado a colonizar terrenos volcánicos.
  • Zonas húmedas: Bosques nublados con árboles como la Miconia robinsoniana, que forma densos cinturones, y helechos exuberantes que crean un ambiente fresco y húmedo.
  • Zonas de transición: Praderas y matorrales con especies como el algodón de Darwin (Gossypium darwinii) y el arrayán (Myrceugenia) que prosperan en condiciones intermedias.
  • Costas: Manglares que albergan una gran variedad de especies adaptadas a la salinidad, como el mangle rojo (Rhizophora mangle) y el mangle negro (Laguncularia racemosa).

Flora de Galápagos con sus nombres

Scalesia

Se trata de un género de arbustos y árboles de la familia de las compuestas endémico (exclusivo) de las islas Galápagos.

Cactus de GalápagosCactáceas de las Islas Galápagos

En las regiones áridas de las islas aparece el cactus candelabro (Thouarsii jasminocereus). Llega a alcanzar los siete metros de altura y tiene forma de tubo con espinas. Destaca también el cactus de lava (Nesioticus brachycereus), considerada la especie de cactus más pequeña que habita en las Islas Galápagos.

Manzanillo (Hippomane mancinella)

Este pequeño árbol es llamado también “árbol de la muerte”, debido a que la resina que exuda es sumamente tóxica, por lo que no es recomendable permanecer a su sombra. Se trata de un árbol con tronco retorcido castaño grisáceo y follaje denso verde brillante con nervaduras color crema. 

Palo santo (Bursera graveolens subsp. malaccense)

Este árbol forma bosques ralos en algunas islas, alcanzando 4 a 10 m de alto, con sus troncos de aspecto manchado blanco plateados. De su tronco se extrae un aceite esencial usado en medicina tradicional, de igual forma son empleadas también sus hojas y es una subespecie endémica de las islas Galápagos. 

Lino de las islas Galápagos o lino Floreana (Linum cratericola)

Esta planta hermana del lino textil es endémica de un cráter en la isla Floreana, existiendo solo 50 ejemplares en peligro de extinción. Se trata de pequeños subarbustos con pequeñas hojas estrechas.

Algodón de Darwin (Gossypium darwinii)

Es una especie endémica de estas islas que alcanza cerca de 3 m de altura, hermana del algodón cultivado comercial. Posee grandes flores de color amarillo y su fruto es una cápsula que al madurar se abre y deja ver grandes motas de algodón.

Endemismo

Las Galápagos son un paraíso para los amantes de las plantas endémicas. Entre las más notables encontramos:

  • 6 géneros endémicos: Darwiniothamnus, Lecocarpus, Macraea, Scalesia (todas Asteraceae), Brachycereus (Cactaceae) y Jasminocereus (Cactaceae).
  • Orquídeas de Galápagos: como la Epidendrum spicatum, con flores de colores vibrantes que atraen a los polinizadores.
  • Manzanillo: (Hippomane mancinella), un árbol con savia tóxica que debe ser evitado por los visitantes.
  • Arbusto de Darwin: (Darwiniothamnus lancifolius), una especie endémica que se encuentra en varias islas del archipiélago.

Amenazas y conservación

La flora de Galápagos enfrenta diversos desafíos, como la introducción de especies invasoras, el cambio climático y la actividad humana. El Parque Nacional Galápagos y otras organizaciones trabajan activamente en la protección de este ecosistema único, mediante programas de control de especies invasoras, restauración de hábitats y educación ambiental.

 

Te puede interesar

Anterior Siguiente

¡Suscríbete para recibir noticias sobre turismo y ofertas exclusivas!