Chota Trail, una aventura en las montañas de la Sierra norte de Ecuador

Esta carrera tiene características que la hacen diferente a las otras de Sudamérica. Por ejemplo, se ve la laguna de Yahuarcocha, el volcán Imbabura y la ciu

(Quito, Pichincha 11.02.2019). La cordillera de Ecuador se están posicionando como un destino para el trail running (carrera de montaña). Durante tres días, más de 500 deportistas de diferentes países recorrerán los senderos de las Montañas de Imbabura y el Valle del Chota en la quinta edición del Chota Trail 2019.

La carrera se desarrollará en cuatro categorías: 10, 21 y 60 kilómetros y una de 100 millas. Los corredores de esta última categoría partirán desde la Iglesia de Yahuarcocha, y pasarán por comunidades como Yuracruz, Priorato Aloburo, el Juncal, entre otras.

Según Henry Andrade, organizador de la carrera,  el Chota Trail nació como un espacio no solo para hacer deporte, sino para dar a conocer los paisajes de la Sierra norte de Ecuador y sus “montañas espectaculares”, lo que le ha permitido ser reconocida en el calendario mundial de Trail Running.

Esta carrera tiene características que la hacen diferente a las otras de Sudamérica. Por ejemplo, se ve la laguna de Yahuarcocha, el volcán Imbabura y la ciudad de Ibarra en un solo cuadro, algo que” no se ve fácilmente en otros destinos”.

Una de las principales atracciones para los corredores, además de los senderos, son los paisajes de los que pueden disfrutar los corredores, sobre todos quienes realizan largas distancias, lo que hace de este evento una oportunidad para activar el turismo en estas zonas.

Andrade, un corredor de trail running con más de 10 años de experiencia, asegura que esta carrera tiene características que la hacen diferente a las otras de Sudamérica. Por ejemplo, se ve la laguna de Yahuarcocha, el volcán Imbabura y la ciudad de Ibarra en un solo cuadro, algo que” no se ve fácilmente en otros destinos”.

Mauricio Imbaquingo, uno de los participantes, coincide con ese criterio y asegura haberse inscrito en la competencia motivado por su espíritu aventurero y porque este espacio le permite conectarse con la naturaleza.

Los participantes de las 100 millas iniciarán la competencia el viernes al medio día y se espera que regresen el domingo por la mañana.

Cristian García, administrador de la Quinta San Miguel –uno de los destinos que atraviesa la carrera-, asegura que estas carreras son importantes pues dinamizan la economía del sector con los deportistas que llegan de otros países. Este año espera tener en su hotel a 60 personas.

El destino cuenta con otros hoteles y hosterías para recibir a los deportistas y sus acompañantes. Uno de ellos es la hostería Tunas y Cabras, por donde pasan los competidores y que cuenta con todas las comodidades para alojarlos,

En la edición 2018, la carrera causó gran impacto turístico en la zona. El 60% de los corredores, que llegaron de países como Japón, Corea, Francia, Estados Unidos, Argentina, Brasil, entre otros, utilizaron hoteles y restaurantes en toda la ciudad de Ibarra y los alrededores.

Tomado de: www.turismo.gob.ec

Te puede interesar

Anterior Siguiente

¡Suscríbete para recibir noticias sobre turismo y ofertas exclusivas!